Estrategias para motivar a los estudiantes

Los bebés y los niños pequeños parecen estar impulsados ​​por la curiosidad, impulsados ​​por una intensa necesidad de explorar, interactuar y dar sentido a su entorno. Como lo expresa James Raffini, experto en motivación escolar, rara vez se escucha a los padres quejarse de que su niño en edad preescolar esté desmotivado, pero lo cierto es que muchas veces los niños lo están.


Desafortunadamente, a medida que los niños crecen, su pasión por aprender con frecuencia parece disminuir y se asocia con pesadez en lugar de con entusiasmo y deleite. Un gran número de estudiantes dejan la escuela antes de graduarse y muchos más están físicamente presentes en el aula, pero mentalmente ausentes, con lo que ello significa para sus avances y lo que se pierden de la increíble experiencia de aprender.


El conocimiento de cómo se desarrollan las actitudes y creencias de los estudiantes sobre el aprendizaje, y lo que facilita el aprendizaje por sí mismo, podría ayudar a los educadores a reducir la apatía de los alumnos.